El trastorno obsesivo compulsivo es un problema emocional centrado en la excesiva importancia que la persona otorga a los pensamientos. Estar constantemente con esas obsesiones, pensamientos sobre temas como la suciedad, perfección, posibles catástrofes, etc.

195695_jpg_1Estos pensamientos no se pueden controlar y producen emociones desagradables como la ansiedad, asco o la culpa. Las personas con obsesiones tratan de mitigar sus efectos realizando rituales para combatir esta ansiedad, pero solo sirven para alargar el problema.

Con ayuda de un profesional de la psicología, por ejemplo en nuestro centro, la persona que sufre este problema será capaz de solventarlo y afrontarlo, y como los datos de diferentes estudios de investigación indican superar dicho problema.

Si todavía no te decides a venir al psicólogo, mira la opinión de nuestros clientes

 

4.9/5
  • Estoy contenta con la forma en que ha tratado a mi hijo, y con lo sincera que ha sido desde el primer día, eso es algo que valoro mucho.Si tuviese que volver o recomendar a alguien algún psicólogo, Blanca , sería la primera
  • Excelente experiencia. Gran profesional, atenta y resolutiva. Trato muy agradable.
  • Buenas herramientas. ¡Muy recomendable! 😊
  • Profesional, amable y cercana. Tiene facilidad de horarios y se agradece que tenga en cuenta el tema económico a la hora de fijar la frecuencia de las sesiones. Muy recomendable.
  • Blanca es muy agradable y empática, me está ayudando mucho y siempre estoy muy cómoda hablando con ella.