El lenguaje es materia de preocupación cuando en lugar de facilitar la comunicación, la impide.

problemas de dislexiaAnte la situación de un niño que presenta dificultades en el habla, tanto a nivel expresivo como comprensivo, el profesional que le ayude ha de tener en cuenta siempre que los problemas del niño tienen o tendrán repercusión en su entorno próximo y, si así ocurre, le será fácil caer en un deterioro peligroso en su desarrollo. Eso quiere decir y subrayar que el entorno familiar y social del niño también debe ser incorporado en la evaluación, en la programación y pronóstico, por lo que se han de tratar los problemas del lenguaje dentro del marco del desarrollo general del niño.

En los talleres realizados por un psicológo o logopeda, se tratará de mejorar la comprensión, lectura (dislexia), expresión y escritura del niño/a, en el momento más temprano posible de su desarrollo, para tener un mejor pronóstico de mejoría.